Últimas noticias:

Estás aquí: Inicio

Cómo dar el máximo en tu trabajo

Dar el máximo en tu trabajo no sólo te permite dedicar el tiempo necesario al mismo, sino que también esto te brinda la oportunidad de disponer de horas extras para dedicar a otras tareas. Tal como señalan los expertos de Gananci, existen estrategias para lograr destacarnos y tener un buen rendimiento en nuestras labores.

Por: Redacción
2017-10-04

 

 

Dar el máximo en tu trabajo no sólo te permite dedicar el tiempo necesario al mismo, sino que también esto te brinda la oportunidad de disponer de horas extras para dedicar a otras tareas. Tal como señalan los expertos de Gananci, existen estrategias para lograr destacarnos y tener un buen rendimiento en nuestras labores.

Sabemos además que debe existir un balance entre la vida laboral y el espacio para recrearnos. Esto sólo es posible si podemos equilibrar las distintas tareas que ejecutamos. Muchas veces, el trabajo suele tomar la mayor parte de nuestro tiempo, pero también suele ocurrir si trabajamos de forma poco adecuada.

Lo anterior, hace referencia a esos momentos en los cuales, por mucho que trabajemos y trabajemos llegamos a sentir que realmente no estamos siendo productivos. Esto ocurre porque realmente no estamos ejecutando las tareas dando el máximo, sino que gestionamos mal nuestra energía y las tareas, por lo que podemos tomar toda una tarde trabajando sin verdaderamente avanzar.

Además, ser los mejores y dar el máximo puede ser útil si queremos llegar lejos en nuestra vida laboral, lo cual podría significar un incremento en nuestro salario o disfrutar de una buena reputación entre nuestros compañeros.

Por ello, queremos compartir contigo algunos consejos para que aprendas a organizarte de la mejor manera y alcanzar todos los objetivos que te propongas:

1-      Ten buen ánimo: esto quiere decir que debemos sentirnos verdaderamente felices con lo que hacemos, pues, difícilmente podremos tener un buen rendimiento si nos encontramos con un mal estado de ánimo. El que nos guste lo que hacemos también hará que cada día sintamos con mayor nivel de motivación para emprender y continuar dando lo mejor de nosotros en eso que hacemos. Algunas veces, tal vez te has preguntado si deberías cambiar de trabajo, lo cierto es que si te lo preguntas de manera frecuente podría tratarse de una respuesta afirmativa. Es necesario sentirse bien en el entorno en el cual estás trabajando, ya que tener un buen ánimo te brindará la energía para cumplir cada día tus objetivos.

2-      Ser optimista: nuevamente, los aspectos psicológicos son influyentes si nos estamos esforzando por ser mejores en nuestro trabajo. Es necesario que seas optimista y no caigas en una actitud pesimista –la cual también podría enfermarte, incluso a nivel físico-. Si la actitud que tienes cada día cuando llegas a tu trabajo no es optimista, incluso tus compañeros no se sentirán a gusto en el entorno, ni habrá buen clima en la organización, lo cual es fundamental para que también exista buena comunicación y una mayor productividad. Sonríe siempre que puedas y demuéstrale a todos que tu actitud es la mejor.

3-      Fija objetivos: puesto que no podrás dirigirte a ningún lugar si no sabes con precisión hacia dónde deseas ir. Es importante que cada semana, apenas inicie, te fijes un objetivo por alcanzar. Planifica cómo lograrás estas metas, cuántos días te tomará y qué recursos serán necesarios. Todo esto te permitirá tener un mejor enfoque y no despertar cada día y llegar a la oficina sin saber exactamente qué hacer.

4-      Organiza las cosas: tanto en tu escritorio como en el lugar de trabajo en general. Nunca imaginamos cuánto tiempo se puede gastar buscando algo tan elemental como la libreta de notas, la tarjeta con el número telefónico de un cliente, los cartuchos para la impresora, entre otras cosas. Tener todo a mano, saber dónde se encuentra te permitirá utilizar el tiempo de manera eficiente, además que podrás salir a tiempo de la oficina si terminas las tareas al momento.

5-      Trabaja con el tiempo: esto es un clásico, pero no termina de perder vigencia. Todos sabemos que si llegamos tarde al sitio de trabajo todo lo demás también sufrirá ajustes en los horarios: las entrevistas, personas que atender, y demás rutinas. Recuerda tener puntualidad, así podrás iniciar las labores tan pronto empiece la jornada. Ten control con el tiempo, almuerza y ve a la oficina de una vez, ya que los minutos que tomas de más para conversar otro rato se convertirá en una hora adicional que te impedirá salir antes.

6-      Prepara una lista: con las cosas que harás al día siguiente, de manera que apenas llegues a tu trabajo sepas de una vez qué cosas debes hacer. Las tareas que requieran de más concentración es recomendable que las desarrolles en la mañana, cuando tu mente está más fresca y puedes tener mejores ideas.

7-      Socializa el tiempo adecuado: especialmente con tus compañeros de trabajo. Si te desplazas a otro cubículo para conversar mucho rato, te tomará más tiempo desocuparte y terminarás saliendo más tarde. Si por el contrario, te ocupas en lo que debes hacer, puedes salir a tiempo y dedicarte a otras actividades recreativas y de esparcimiento que te ayuden a sentir mejor.

8-      No permitas que te interrumpan: demasiado seguido. Esto equivale a colocar las notificaciones de tus redes sociales en silencio, y no atender llamadas que no sean laborales en tus horas para el trabajo. Enfócate en las tareas que debes realizar. Luego podrás dedicarte a revisar calmadamente tu correo personal al igual que tus redes.

9-       Descansa el tiempo necesario: para que puedas rendir suficientemente. Por mucho que te esfuerces demasiado, y recortes tus horas de sueño, no lograrás dar el máximo, ya que para hacer esto se requiere que la mente esté en su estado óptimo, y esto se consigue descansando el tiempo necesario.

10-  Ten una alimentación balanceada: de esta manera siempre te sentirás bien. Es imprescindible que le des a tu organismo los nutrientes que requiere para trabajar de forma óptima.

11-  Haz alguna actividad física:así sea caminar durante las mañanas, antes de entrar al trabajo, o durante las tardes. Esto te permitirá drenar energía y despejar tu mente, además de ayudar a relajarte.

12-  Sírvete de la tecnología:ya que por algo vino para quedarse. Existen muchas aplicaciones y plataformas que nos permiten ejecutar nuestras tareas de manera sencilla. No dudes en utilizarlas. Explora especialmente aquellas que te ayuden a organizar las tareas.

13-  Delega:no pienses que por hacer todo tú, las cosas saldrán mejor. Esta es una falsa creencia, la verdad es que si nos sobrecargamos no lograremos rendir ni hacer las cosas bien. Es importante aprender a delegar en otros, ciertas responsabilidades. Hoy día, existen incluso plataformas que son colaborativas y en las cuales puedes comunicarte con todos los miembros del equipo y trabajar de manera programada.

Para dar el máximo en tu trabajo no tienes que renunciar a otras cosas en tu vida. Al contrario, es necesario que exista un equilibrio para que podamos trabajar de la mejor manera. Aplica estos consejos y verás cómo las cosas marchan mejor.

Comenta con tu cuenta de Facebook

El pueblo al Momento

Encontrar:Donde:
Encontrar:Donde: