Últimas noticias:

Estás aquí: Inicio

Se cuela Emiliano Zapata en la leyenda del 'Che'


¿Qué hace el revolucionario mexicano Emiliano Zapata en la historia política de Ernesto Che Guevara, de quien este 8 de octubre se conmemoran 50 años de su fallecimiento?.

Por: Redacción
2017-10-09

 


De eso y mucho más platicó con Excélsior el historiador y novelista mexicano Paco Ignacio Taibo II, autor de “Ernesto Guevara también conocido como el Che” que editorial Planeta puso en circulación en septiembre.

Taibo II explica que Zapata, quien murió 98 años antes que el Che, inspiró la otra faceta clave del legado que el revolucionario latinoamericano dejó en Cuba: la reforma agraria.

Una reforma que llegó a Cuba el 8 de febrero de 1959 cuando el Che anunció “el fin del latifundio”, como relata este autor que eligió el capítulo 27 de su libro para hablar de “La Batalla por la reforma agraria”

Lo que en el contexto cubano produjo “el primer enfrentamiento entre las dos alas de la revolución”, cuando los sectores más conservadores exigían una versión descafeinada de la reforma, una reforma agraria“ consciente”.

Porque en la Cuba que Fulgencio Batista abandonó en las últimas horas de 1958 al ser vencido por la revolución popular, el 1.5 de los propietarios poseía el 46 por ciento de la tierra, mientras dos terceras partes de los trabajadores agrícolas eran jornaleros sin tierra.

Pero de las mil 594 fuentes que cita en este nuevo libro de 918 páginas, emergen también las habilidades que como político, negociador y estratega tuvo este latinoamericano acribillado el 8 de octubre, de 1967, en la pequeña escuela primaria de La Higuera, municipio de Vallegrande, Provincia de Santa Cruz, Bolivia.

CHE SECRETARIO DE INDUSTRIA

Y es que Taibo II presenta al otro Che, al Secretario de Industria de Cuba que va con todo para reinventar las formas de producción en un país que desconocía la independencia industrial.

"La parte más apasionante – y poco conocida – del legado del Che está en la industria, en el trabajo verdaderamente imposible a partir de una situación tremenda como fue la del bloqueo impuesto por Estados Unidos a la isla”, dijo.

Cuba enfrentaba en ese momento la huida de millares de dueños de fábricas, técnicos. El encontrarse de repente con que tenía que administrar desde grandes empresas mineras hasta un chamagoso taller de carpintería de 11 trabajadores porque se habían fugado los patrones.

"Construir esa experiencia, que en el libro le dedico un montón de capítulos, a mí me parece la parte más interesante. Es una manera de hacer socialismo que no se ha vuelto a conocer en el mundo”, dijo.

Y lo increíble es cómo improvisó una generación completa de administradores basándose en campesinos semi-analfabetos que habían combatido con él en la sierra. Extraordinariamente jóvenes y voluntariosos, así como unos cuantos intelectuales de izquierda.

"Los teóricos, los teólogos conservadores, dicen que el paso del Che en la industria fue un desastre y tienen 4 ó 5 anécdotas muy superficiales para demostrarlo. Pero yo vi las cifras, las cifras con las que el Che trabajaba. Y es increíble. No solo no descendió la producción industrial de Cuba en esos momentos, sino que se acrecentó en condiciones verdaderamente difíciles", dijo.

"El Che partía de la idea de estimular. sobre todo, el impulso moral. ¿No? El dejar que la gente entendiera que la transformación profunda que se estaba haciendo dependía de la manera como se trabajaba.

ENFRENTÓ EL SABOTAJE

Pero fue la prensa cubana la que sacó a la luz las otras habilidades del Che como líder supremo, como estratega en lo económico, en lo militar y en lo político que el propio Taibo II desentrañó en una investigación sobre el sabotaje cuando la guerra revolucionaria ya estaba en marcha.

El hecho tiene que ver con un grupo de saboteadores que se colaron a la lucha armada para cometer tropelías, como parte del Segundo Frente de Escambray, para garantizar “la siembra permanente de la desunión entre los luchadores que enfrentaban a la tiraría en la región central” ('La Campaña Increíble' Granma, 2016).

Y el Che los desactivo con el uso del verbo, de la astucia y de la pistola, como relata el artículo de Granma.

EL CHE SIGUE VIVO

Y a medio siglo de que Ernesto Che Guevara se negó a cerrar los ojos a la hora de su fusilamiento, sigue siendo para Taibo II y sus admiradores en Latinoamérica mucho más que una camiseta con su efigie.

"Pocas cosas sobreviven 50 años de desgaste y el hecho de que el Che los haya sobrevivido evidencian la enorme admiración y cariño que supo despertar. Esto te habla por sí mismo de la magnitud del personaje", dijo Taibo II.

Porque, en su opinión, este personaje es uno de los pocos revolucionarios del siglo XX cuya formación se basó en la experiencia vivida recorriendo América Latina.

"Esta manera de vivir la política lo convierte en uno de los primeros dirigentes latinoamericanos a título absoluto”, consideró Taibo II.

Comenta con tu cuenta de Facebook

El pueblo al Momento

Encontrar:Donde:
Encontrar:Donde: